¡UNETE a la Comunidad en CAlma!


Te invito a unirte a la Comunidad en CAlma, un espacio donde compartir consejos, reflexiones, trucos para llevar una vida más consciente, plena y serena. Recibirás en tu correo los artículos de mi blog, así como información sobre servicios o programas nuevos e invitaciones a charlas y formaciones.

Al suscribirte, podrás descargarte de forma totalmente gratuita la Guía para mujeres trabajadoras proactivas con ganas de CAlma “Conoce tu día a día”, que forma parte de mi programa Vivir con CAlma exterior.

No esperes más para compartir tus experiencias con otras mujeres con ganas de CAlma. Te animo a unirte a esta gran Comunidad en CAlma suscribiéndote a mi lista de distribución

¡YA CASI ESTAMOS!

Sigue los pasos y en breve recibirás la guía gratuita

1

Busca el email de confirmación en tu bandeja de correo electrónico

2

Haz click en el link de confirmación que aparece en el email

3

Recibirás otro correo con un link para descargarte la guía gratuita

¿Cómo sabes qué estás sintiendo?

En el artículo de hoy seguimos reflexionando sobre la importancia de conectar con una misma, para ir conociéndose poco a poco. Después de conectar con el cuerpo y ser consciente de la mejor forma de conectar (o como comúnmente se dice “desconectar”) con la mente, hoy te invito a conocer un poquito mejor tus emociones.

Somos seres emocionales (aunque la definición de ser humano como la especie racional de la cadena evolutiva nos haga pensar que somos “sólo” seres racionales). Quizá el ejemplo más gráfico se vea en el marketing, donde diseñan campañas de publicidad para tocar nuestro lado emocional y, en gran medida, funciona. La parte racional entra en funcionamiento después. Si ponemos un ejemplo que nos atañe más, piensa en las veces que te has enfadado o que estabas eufórica de alegría y has hecho algo de lo que luego (cuando lo has pasado por el filtro de la razón) te has arrepentido. Antonio Damasio lo explica claramente en su libro En busca de Spinoza: “la emoción es un ingrediente necesario en casi todas las decisiones que tomamos”. Y añade que para tomar decisiones correctas se debe dar una combinación de emoción, conocimiento y razón, lo que muestra que el mecanismo de toma de decisiones no depende exclusivamente de la razón, por mucho que a veces nos empeñemos en reflexionar durante horas y días antes de tomar una decisión. 

Te cuento esto para que veas que tu día a día, en el que tomas miles y miles de decisiones (algunas conscientes y otras inconscientes), está regido por tus emociones, que tienen un papel vital para nuestra supervivencia: “Las emociones proporcionan un medio natural para que el cerebro y la mente evalúen el ambiente interior y el que rodea al organismo, y para que respondan en consecuencia y de manera adaptativa”  (A.Damasio). En otras palabras, las emociones nos permiten tomar decisiones para la supervivencia pues nos dan información sobre lo que es importante, peligroso, agradable, etc.

De ahí la importancia de conectar contigo y conocer cada día mejor cómo es tu mundo emocional, qué emoción tiendes a sentir más a  menudo a lo largo del día, qué emoción te genera encontrarte con esa persona o qué emoción te provoca el ruido en el metro (a mí enfado, te lo aseguro ;)), por ejemplo. Para poder Vivir con CAlma interior es esencial identificar y aprender a gestionar (que no controlar) las emociones que sentimos diariamente (que son inevitables, se dan sin control pues es la primera respuesta ante un estímulo)

En posts anteriores vimos cómo la conexión con nuestro cuerpo nos puede ayudar a desentrañar los mensajes emocionales que albergamos, en tanto en cuanto, cuando no escuchamos el mensaje de nuestras emociones, éstas se manifiestan en el cuerpo. Hoy además te cuento que el cuerpo ya está presente en el propio mecanismo de procesar una emoción, es decir, sabemos que sentimos emociones porque lo primero que se produce ante un estímulo es un cambio en nuestro cuerpo, que pasado un tiempo nuestro cerebro interpreta como un sentimiento.


Teoría aparte, lo que hoy me gustaría sugerirte es una forma muy práctica de entrar en contacto con tus emociones, para que las puedas escuchar diariamente, antes de que el cuerpo acabe gritando ;) Se trata de llevar un diario emocional (lleva contigo una libreta o apúntalo en las notas del móvil, si te resulta más fácil) que puedas ir adaptando a medida que avances. En principio, lo ideal sería que cada vez que te des cuenta de que te está pasando algo importante para ti (y probablemente ya serás más y más consciente gracias a los ejercicios de conexión con el cuerpo que te contaba en un post anterior), pares unos minutos a reflexionar en los siguientes aspectos:

  • qué situación provocó en ti ese estado emocional
  • qué emoción sientes
  • en qué parte del cuerpo la sientes
  • qué pensamientos venían a tu mente (de pasado, de futuro, etc…)
  • qué información te da la emoción: qué mensaje te quiere transmitir para que actúes de un modo u otro 

Como ves, estas preguntan resumen y aglutinan lo que hemos ido viendo en estas semanas. Parecen muchas preguntas, pero si haces esta reflexión en el mismo momento en el que sientas que está pasando algo, te vendrán las respuestas de forma más fácil. Una vez tengas automatizado este proceso, prácticamente podrás hacerlo sin anotarlo (aunque, recuerda, poner las cosas por escrito te permite profundizar mucho más) o incluso hacerlo al final del día, antes de ir a dormir, recopilando varias experiencias que te hayan hecho sentir una emoción.

Este es el primer paso para aprender a regular o gestionar tus emociones, con el fin de no dejarte arrastrar por ellas cada vez que te ocurra algo y así poder tener la sensación de control sobre tu vida. En definitiva, para vivir con CAlma interior y que los acontecimientos externos te afecten en la medida justa o al menos tú seas consciente de que te afectan y por qué.

Espero que este consejo de llevar un diario emocional sea de valor para ti y si tienes dudas o quieres compartir tu experiencia diaria, dejes tus comentarios en este post. Deseo que tengas un día consciente y en CAlma :)


4 opiniones en “¿Cómo sabes qué estás sintiendo?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *