¡UNETE a la Comunidad en CAlma!


Te invito a unirte a la Comunidad en CAlma, un espacio donde compartir consejos, reflexiones, trucos para llevar una vida más consciente, plena y serena. Recibirás en tu correo los artículos de mi blog, así como información sobre servicios o programas nuevos e invitaciones a charlas y formaciones.

Al suscribirte, podrás descargarte de forma totalmente gratuita la Guía para mujeres trabajadoras estresadas con ganas de CAlma “Conoce tu día a día”, que forma parte de mi programa Vivir con CAlma exterior.

No esperes más para compartir tus experiencias con otras mujeres con ganas de CAlma. Te animo a unirte a esta gran Comunidad en CAlma suscribiéndote a mi boletín

¡YA CASI ESTAMOS!

Sigue los pasos y en breve recibirás la guía gratuita

1

Busca el email de confirmación en tu bandeja de correo electrónico

2

Haz click en el link de confirmación que aparece en el email

3

Recibirás otro correo con un link para descargarte la guía gratuita

¿Cuánto tiempo al día te estás robando?

¿Cuánto tiempo al día te estás robando? Sí, sí, lees bien, tú a ti misma. Solemos decir que “esto o aquello” me quita tiempo, que mi jefe no me deja tener tiempo para mí, o que mi familia me absorve demasiado…  ¿Te suena? Parece que la tendencia natural es a poner el foco fuera … 

Te invito a reflexionar: ¿me dedico tiempo a mí? Y no me refiero a salir a correr porque me gusta, o ir a la peluquería o montar el puzzle ese que llevo tiempo queriendo montar… Me refiero a si dedicas tiempo a conectar contigo misma. Cuando hablo de esto en mis cursos y talleres, es inevitable que mucha gente piense en meditación, yoga, mindfulness … en parte porque saben que practico estas técnicas y en parte porque es la imagen distorsionada y a veces un poco burlesca que se tiene de los momentos de conexión con una misma.

Y entonces, ¿qué es conectar con una misma? Yo lo defino como estar en comunicación contigo, en todas las esferas: corporal, emocional, mental, espiritual. Evidentemente, para que se pueda dar esa comunicación, es recomendable crear un ambiente propicio y dedicarle tiempo. Puede que a medida que leas esto, te estén viniendo imágenes de ti hablando contigo misma, escuchando el discurso de tu mente. Ésta puede ser una forma, pero no es la única e incluso puede llegar a ser perverso estar atrapada en tu run-run mental. Pero de esto te hablaré en otro post.

Conectar contigo misma es dedicar unos minutos a escucharte, lo que implica “bajar el volumen o incluso apagar” el ruido externo. Es decir, desconectar del exterior, y poner el foco en tu interior. Como puede que estas palabras sigan pareciendo algo abstractas, prefiero explicarte los pasos que puedes seguir (como si fuera una receta, siendo consciente de que luego tú podrás ir haciéndolo a tu gusto, añadiendo tu “toque” especial, porque recuerda, no hay recetas que valgan para todas).

  • Busca un lugar tranquilo en tu casa o donde pases la mayor parte del tiempo (cuando cojas práctica, este primer paso será innecesario porque podrás hacerlo en el metro, en la fila del supermercado o incluso corriendo).
  • Ponte cómoda (la postura de flor de loto probablemente sea justamente lo contrario a ponerse cómoda, así que vayamos a lo práctico sentándonos o tumbándonos).
  • Haz varias respiraciones profundas y conscientes. Aquí ya empieza la comunicación contigo misma, con tu cuerpo a través de tu respiración: ¿a qué ritmo estás respirando? ¿estás acelerada? ¿notas alguna parte de tu cuerpo más tensa? Mientras te enfocas en tu respiración es probable que tu mente divague … date cuenta y acéptalo.
  • Hazte preguntas: ¿cómo me siento? Físicamente ya te habrás ido respondiendo, pero ¿y emocionalmente? ¿Qué siento ahora (no qué he sentido esta mañana cuando mi jefe me ha pedido este proyecto o cuando he recogido a mi hijo del colegio, sino ahora mismo)? ¿Puedes definirlo con palabras? ¿Qué información te llega de tu interior?
  • ¿Me he dejado llevar por mi mente? ¿me estoy contando una historia o estoy comunicándome con mi cuerpo aquí y ahora? 

Responder a estar preguntas no te llevará más de 3-4 minutos. Insisto, no se trata de crear todo un ambiente para poder sentarse a meditar o hacer unos estiramientos (que también estaría genial), sino simplemente de PARAR unos minutos y escuchar primero tu cuerpo, que inevitablemente te dará información sobre tus emociones y tu nivel de actividad mental.


En el próximo post ahondaremos en la importancia de escuchar nuestro cuerpo, que tiene mucha información emocional que ofrecernos y os contaré una experiencia personal muy muy reciente para ejemplificarlo.


Este tiempo de conexión contigo misma no debería ser un extra, ni un regalo. A veces hacemos muchos esfuerzos por organizar nuestro día a día, por ir adelantando, por ir sacando tiempo … pero esos intentos parten de las propias prisas y del desconocimiento, por lo que acaban siendo improductivos. Si piensas que no tienes 3-4 minutos al día para conectar contigo, no sabes la de tiempo que se pierde intentando organizar tareas, adelantar trabajo o gestionar cuestiones desde el desconocimiento de lo que es mejor para ti porque no estás conectada contigo misma. 

Este es el tiempo que te estás robando a ti misma,

el tiempo que no dedicas a conectar contigo.

¿Qué te parece empezar a dedicarte estos minutitos al día para ti? Puedes hacerlo al despertarte y al acostarte, pero también en la pausa del café, después de comer o cuando identifiques que lo necesitas. Con la práctica, tu cuerpo te irá enviando señales para que lo hagas más y más a menudo. Pero si de momento crees que el frenesí del día a día puede ser un impedimento, te recomiendo una aplicación para móvil gratuita que se llama Mindbell para recordarte que pares. Puedes programar la aplicación para que suene cada hora o cada 3 horas, cuando desees, y te ayude a tomar conciencia de cómo estás y tomarte estos minutos de conexión contigo. Además, el sonido que emite es como el de un golpe a un cuenco tibetano o a un gong, que te invita a la introspección :) Te animo a que lo pruebes hoy mismo y me cuentes cómo te ha ido en los comentarios de este post.


3 opiniones en “¿Cuánto tiempo al día te estás robando?”

  1. Pingback: CAlma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *