¡UNETE a la Comunidad en CAlma!


Te invito a unirte a la Comunidad en CAlma, un espacio donde compartir consejos, reflexiones, trucos para llevar una vida más consciente, plena y serena. Recibirás en tu correo los artículos de mi blog, así como información sobre servicios o programas nuevos e invitaciones a charlas y formaciones.

Al suscribirte, podrás descargarte de forma totalmente gratuita la Guía para mujeres trabajadoras estresadas con ganas de CAlma “Conoce tu día a día”, que forma parte de mi programa Vivir con CAlma exterior.

No esperes más para compartir tus experiencias con otras mujeres con ganas de CAlma. Te animo a unirte a esta gran Comunidad en CAlma suscribiéndote a mi boletín

¡YA CASI ESTAMOS!

Sigue los pasos y en breve recibirás la guía gratuita

1

Busca el email de confirmación en tu bandeja de correo electrónico

2

Haz click en el link de confirmación que aparece en el email

3

Recibirás otro correo con un link para descargarte la guía gratuita

I Encuentro de Empresarias de Torrejón de Ardoz

Hoy me gustaría compartir con vosotras la experiencia tan maravillosa que viví la semana pasada (jueves 25 y viernes 26 de mayo) en el I Encuentro de Empresarias de Torrejón. Fue un encuentro de mujeres poderosas, proactivas y con muchas ganas de compartir para seguir creciendo. El Encuentro fue posible gracias al impulso y buenhacer de la recientemente creada Asociación de Empresarias y Emprendedoras del Corredor del Henares y a la disposición de la Concejalía de la Mujer del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, que brindó las instalaciones del Centro Polivalente Abogados de Atocha.

Para mí fue un placer recibir la invitación para compartir mi experiencia como ponente, pero sobre todo tener la oportunidad de participar en un encuentro de mujeres porque cuando las mujeres nos unimos para compartir ¡somos pura energía! Me hizo especial ilusión por dos motivos. En primer lugar, porque se celebró en Torrejón, donde nací, crecí y donde sigo teniendo muchísimos vínculos familiares, sociales y ahora empresariales. En segundo lugar, porque creo fírmemente en el valor de reforzar el tejido asociativo a nivel local. Si quieres crecer (como empresaria o como persona), empieza mejorando tu entorno más próximo, o en palabras de Gandhi, “sé el cambio que quieres ver en el mundo”. En ocasiones, aspiramos a volar muy alto y nos olvidamos de aquello que tenemos cerca.

La magia del encuentro la aportaron no sólo las mujeres sino también los hombres, tanto como ponentes como asistentes, y es muy de agradecer. Desde mi punto de vista, resultan improductivos los encuentros endogámicos donde sólo mujeres hablan para mujeres. Por ello, suelo reivindicar la necesidad de que la voz de las mujeres sea escuchada no sólo por mujeres, sino también por hombres, y que asimismo, los hombres compartan sus experiencias con nosotras, máxime en un ámbito (el empresarial) que tradicionalmente ha sido masculino. Si bien el porcentaje de hombres emprendedores supera al de mujeres (17%), el índice de fracaso es menor en el caso de negocios lanzados por mujeres (48% frente al 66% de los hombres) (datos tomados de Mapa del Emprendimiento 2016 de Spain Startup). Por tanto, el equilibrio es la clave: tantos hombres como mujeres tenemos mucho que compartir para beneficio de todos y todas.


Que los valores de tu empresa estén alineados con tus valores personales es lo que marca la diferencia de tu negocio


Y en este caso en concreto, fue maravilloso comprobar cómo todos los ponentes, hombres y mujeres, pusimos el foco en un aspecto clave en las empresas de la nueva era: los valores. Desde el marketing emocional, el emprendimiento social, las sinergias o el branding personal, todos incidimos en la importancia de los valores de nuestro negocio, de en qué medida están alienados con nuestros valores a nivel personal y cómo los transmitimos a nuestros equipos, a nuestros clientes y a nuestros proveedores, con coherencia. La coherencia entre los valores de mi negocio y mis valores es uno de los elementos clave en el caso de la Productividad Consciente, pues no estar alineada con mis valores suele ser una de las principales fuentes de estrés. Además, ahondamos en otras fuentes de estrés como los ladrones de tiempo y los hábitos improductivos, y cómo superarlos aplicando aspectos propios de la productividad consciente, como la flexiblidad, respetando nuestros ritmos, la atención y el foco, estando más presentes en lo que hacemos, y sobre todo, para qué lo hacemos. Al final del día, lo que importa es aquello que nos motiva, por lo que nos levantamos todas las mañanas, y muy probablemente si os preguntáis para que trabajáis cada día y seguís indagando, hallaréis una respuesta que tenga mucho más que ver con vuestros valores que con la nómina, la facturación o el volumen de negocio de vuestras empresas.

Os animo a tomar conciencia de aquello que os mueve y a tenerlo muy presente en vuestro día a día. Que tengáis un día feliz y en CAlma :)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *