¡UNETE a la Comunidad en CAlma!


Te invito a unirte a la Comunidad en CAlma, un espacio donde compartir consejos, reflexiones, trucos para llevar una vida más consciente, plena y serena. Recibirás en tu correo los artículos de mi blog, así como información sobre servicios o programas nuevos e invitaciones a charlas y formaciones.

Al suscribirte, podrás descargarte de forma totalmente gratuita la Guía para mujeres trabajadoras proactivas con ganas de CAlma “Conoce tu día a día”, que forma parte de mi programa Vivir con CAlma exterior.

No esperes más para compartir tus experiencias con otras mujeres con ganas de CAlma. Te animo a unirte a esta gran Comunidad en CAlma suscribiéndote a mi lista de distribución

¡YA CASI ESTAMOS!

Sigue los pasos y en breve recibirás la guía gratuita

1

Busca el email de confirmación en tu bandeja de correo electrónico

2

Haz click en el link de confirmación que aparece en el email

3

Recibirás otro correo con un link para descargarte la guía gratuita

Máscara

¿Estás convencida de que tu objetivo mejorará tu vida? ¿Sientes que es lo que REALMENTE quieres?

Quizá estés pensando que estas preguntas son absurdas… ¡¿cómo no voy a querer eso que me he propuesto?! Piénsalo dos veces… ¿tu objetivo ha nacido de ti, de esa parte de ti a la que dejas soñar, reir y llorar? ¿Has escuchado tu Alma al formularlo? O quizá el ruido exterior no te ha permitido escucharla…
En ocasiones nos fijamos objetivos por motivos ajenos a nosotros: porque todo el mundo me recomienda que haga deporte, porque mi amiga Pepi se ha puesto a dieta y está estupenda, porque en el trabajo me han dicho que necesito mejorar mi inglés… Es cierto (y lícito) que algunos de nuestros objetivos sirven para un fin que no está exclusivamente dirigido a satisfacer nuestros deseos, sino a contribuir a la empresa, o al bienestar familiar, etc. En estos casos, es importante ser conscientes del para qué de esos objetivos porque en el fondo sí esconden un deseo o beneficio para uno mismo: sentirse más realizado en la empresa, sentirse valorado en la familia, etc.

Sin embargo, en otros casos lo que realmente sucede es que nos fijamos objetivos que otros nos han recomendado, incluso sin ser para el beneficio del otro. Entonces, nuestros objetivos no están alineados con nuestros valores, ni contribuyen a nuestra misión ni a la visión de la vida que queremos vivir. Por ello en parte fracasamos en el intento de conseguirlos o sufrimos en el camino. Como hemos dicho, a veces perseguimos objetivos para un bien común, pero de fondo esconden el bienestar propio. Y en cualquier caso, lo importante es ser conscientes del coste emocional que puede suponer perseguir algo que no deseas realmente.

Te animo a que revises tus objetivos e indagues si llevas puesta una máscara, para camuflarte en el montón, porque al final esa máscara pesará más de la cuenta .Pregúntate: “¿Qué es lo que realmente quiero conseguir con esto?, ¿Con cuál de mis valores está alineado este objetivo?, ¿Me acerca a la vida que quiero vivir?”

Deseo que tengas un día feliz y en CAlma, y sientas que la vida que llevas está alineada con tus valores :)

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *