¡UNETE a la Comunidad en CAlma!


Te invito a unirte a la Comunidad en CAlma, un espacio donde compartir consejos, reflexiones, trucos para llevar una vida más consciente, plena y serena. Recibirás en tu correo los artículos de mi blog, así como información sobre servicios o programas nuevos e invitaciones a charlas y formaciones.

Al suscribirte, podrás descargarte de forma totalmente gratuita la Guía para mujeres trabajadoras estresadas con ganas de CAlma “Conoce tu día a día”, que forma parte de mi programa Vivir con CAlma exterior.

No esperes más para compartir tus experiencias con otras mujeres con ganas de CAlma. Te animo a unirte a esta gran Comunidad en CAlma suscribiéndote a mi boletín

¡YA CASI ESTAMOS!

Sigue los pasos y en breve recibirás la guía gratuita

1

Busca el email de confirmación en tu bandeja de correo electrónico

2

Haz click en el link de confirmación que aparece en el email

3

Recibirás otro correo con un link para descargarte la guía gratuita

Irene Álvarez Martín – Estudiante de interpretación musical

Este proceso de coaching con Patricia me ha supuesto, entre otras cosas, un autoconocimiento mucho mayor. Por ejemplo, me ha dado comprensión y herramientas para entender y resolver las situaciones de procrastinación y autosabotaje en vez de dejarme llevar por ellas. Y, tanto en estas situaciones como en el resto del de día a día, me ha “obligado” a mirar y entender realmente qué me está sucediendo a nivel emocional en vez de bloquearlo y postergar el lidiar con ello. Además, estoy logrando observar cómo me siento sin juzgarme ni sentirme culpable, con paciencia, respeto y distancia para tomar el curso de acción más inteligente.

Por otro lado, con Patricia he descubierto como ciertas creencias que interiorizamos y asumimos como incuestionables  pueden impactarnos negativamente en el día a día. Por ejemplo, la creencia de que el valor de una misma lo define su productividad o sus logros académicos. Otra cosa que he aprendido con Patricia es a planificar mi tiempo de una forma más realista, teniendo en cuenta actividades menores, posibles imprevistos y la necesidad de programar intervalos de descanso y de autocuidado.

Y creo que entre las cosas más importantes que me llevo es el desprenderme de la culpa. He sustituido el “debería hacer hacer X y si no lo hago me sentiré culpable, frustrada y sentiré que merezco un castigo” por “sería bueno que hiciera esto, y si no lo hago consideraré qué obstáculos me han impedido hacerlo, cómo sortearlos y si el objetivo que me había marcado era realista desde un principio”.

Para concluir, diría que este proceso me ha llevado a poder dialogar conmigo misma desde la honestidad y el cariño para decidir y realizar mis objetivos de la forma que es mejor para mí.

Irene Álvarez Martín – Estudiante de interpretación musical