¡UNETE a la Comunidad en CAlma!


Te invito a unirte a la Comunidad en CAlma, un espacio donde compartir consejos, reflexiones, trucos para llevar una vida más consciente, plena y serena. Recibirás en tu correo los artículos de mi blog, así como información sobre servicios o programas nuevos e invitaciones a charlas y formaciones.

Al suscribirte, podrás descargarte de forma totalmente gratuita la Guía para mujeres trabajadoras estresadas con ganas de CAlma “Conoce tu día a día”, que forma parte de mi programa Vivir con CAlma exterior.

No esperes más para compartir tus experiencias con otras mujeres con ganas de CAlma. Te animo a unirte a esta gran Comunidad en CAlma suscribiéndote a mi boletín

¡YA CASI ESTAMOS!

Sigue los pasos y en breve recibirás la guía gratuita

1

Busca el email de confirmación en tu bandeja de correo electrónico

2

Haz click en el link de confirmación que aparece en el email

3

Recibirás otro correo con un link para descargarte la guía gratuita

Trucos de “belleza emocional”

Al igual que la semana pasada vimos cómo crear una rutina de “maquillaje mental”, esta semana me gustaría darte algunos consejos para ponerte guapa a nivel emocional. Recuerda que, según la PNL transpersonal, somos un todo con distintos planos o campos: corporal, intelectual, emocional, energético, espiritual… Ya hemos hablado del plano intelectual o mental, y hoy me gustaría centrarme en el emocional. De la parte corporal, al menos de cómo mimar tu cuerpo a través de la alimentación te hablaré próximamente con una colaboradora muy especial. Y para consejos sobre cómo mejorar tu aspecto físico, te recomiendo a Paqui Salazar, que trabaja también en esta línea de “maquillarse el alma” antes de maquillarse el exterior. Para esta última parte (truquitos de belleza o de maquillaje tradicional), no puedo dejar de recomendarte el blog de Benefit, con sus soluciones de belleza.

Y después de estos consejos, centrémonos en el “maquillaje emocional”. Como te comentaba en el artículo anterior, yo no soy mucho de maquillaje. Me explico. Si el maquillaje lo entendemos como aquello que utilizamos para anular, tapar, esconder, tachar lo que considero que está mal en mí, que no me gusta, que rechazo … en ese sentido, siempre he sido totalmente contraria. Yo hablo de maquillaje como una forma de REALZAR lo que ya existe. Si te sueles maquillar con asiduidad, probablemente entiendas y compartas la diferencia entre aquellas mujeres que se maquillan y “van pintadas como un Picasso” y las mujeres que saben servirse del maquillaje para realzar sus rasgos, su belleza natural. Es en este último sentido en el que yo utilizo el maquillaje mental y emocional, aunque por supuesto respeto todas las opciones.

Si con los trucos de maquillaje mental te sugería que mejoraras tu diálogo interior, tomando conciencia del nivel de negatividad del que puede estar impregnado y convirtiéndolo en positivo, en el caso de las emociones, ¿en qué consiste el maquillaje? ¿cómo puedes MIMARTE a nivel emocional?

En el artículo “La clave para una buena gestión emocional” te comentaba la importancia de aceptar tus emociones, tanto las agradables como las desagradables, porque tienen información que darte. En esta línea, imaginarás que los trucos de maquillaje emocional no pueden consistir en negar, acallar o anular las emociones que no te gusta sentir. Te lo cuento por pasos:

  1. Da la bienvenida a esa emoción, conéctate con ella, abrázala con amor pues es parte de ti.
  2. Pregúntale qué mensaje tiene para ti (este tipo de ejercicios se pueden trabajar mediante la PNL)
  3. Cuando hayas entendido el mensaje y la intención positiva de tu emoción, pregúntate: ¿de qué otra forma puedes conseguir eso? Te pongo un ejemplo. Si alguien te grita y tú te enfadas, tu enfado probablemente viene de sentir que no han respetado unos límites que para ti son importantes. Tu enfado es licítio, dale la bienvenida y siéntelo. Su intención positiva es protegerte de la actitud de otra persona que te va a doler porque para ti (¡¡ y para todos!!) es importante que no te griten. ¿De qué otra forma podrías defender eso que es importante para ti? Ahí es donde eliges: mantener o acrecentar tu enfado (probablemente de forma descontrolada, dejándote secuestrar emocionalmente) o canalizar esa intención de una forma más ecológica para ti y tu entorno.
  4. Para salir del “secuestro emocional”, te invito a que cambies de postura corporal (es increíble lo mucho que ayuda, ¡creeme!). Por ejemplo, si estás enfadada, haz unas respiraciones que ayudarán a destensar tus músculos. Si estás triste y tu postura corporal cuando estás triste suele ser encogerte, hacerte un ovillo sobre la cama, etc… cambia la postura: levanta cabeza, barbilla, pecho hacia afuera, hombros hacia atrás, ponte a saltar, haz estiramientos, ¡lo que sea!
  5. Y aquí ya puedes hacer tuya la receta de brillito y maquillaje emocional: ponte música, date un baño relajante, píntate las uñas (a mi me ayuda un montón, no me preguntes por qué, jaja), sal a correr, pasea con tu perro… cualquier cosa que te haga sentir un poquito mejor, que eleve un poco tu energía y vibres en otra frecuencia.

Insisto en que no se trata de maquillar tu emoción para esconderla, sino en ELEGIR. Todos tenemos el poder de elegir (aunque no siempre somos conscientes ni sabemos cómo) si queremos mantenernos y prolongar un estado de ánimo o acoger la emoción y decicidir vibrar en otra frecuencia. Te invito a que lo pruebes, aunque sea con lo más sencillo, que es cambiar la postura y luego hacer algo que tú sabes que te puede hacer sentir mejor. Ésta es la idea: estos trucos de maquillaje emocional simplemente buscan REALZAR esa belleza emocional que ya hay en ti, esas emociones agradables que están en tu interior. Cambiar un patrón de enganche a una determinada emoción no es fácil, pero si nos escudamos en esto, estamos eligiendo dejarnos secuestrar por la emoción cada vez que esta venga. Espero que estos consejos te hayan resultado de ayuda y te animo a que compartas tus truquitos en los comentarios.

Que tengas un día feliz y en CAlma :)


2 opiniones en “Trucos de “belleza emocional””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *