¡UNETE a la Comunidad en CAlma!


Te invito a unirte a la Comunidad en CAlma, un espacio donde compartir consejos, reflexiones, trucos para llevar una vida más consciente, plena y serena. Recibirás en tu correo los artículos de mi blog, así como información sobre servicios o programas nuevos e invitaciones a charlas y formaciones.

Al suscribirte, podrás descargarte de forma totalmente gratuita la Guía para mujeres trabajadoras estresadas con ganas de CAlma “Conoce tu día a día”, que forma parte de mi programa Vivir con CAlma exterior.

No esperes más para compartir tus experiencias con otras mujeres con ganas de CAlma. Te animo a unirte a esta gran Comunidad en CAlma suscribiéndote a mi boletín

¡YA CASI ESTAMOS!

Sigue los pasos y en breve recibirás la guía gratuita

1

Busca el email de confirmación en tu bandeja de correo electrónico

2

Haz click en el link de confirmación que aparece en el email

3

Recibirás otro correo con un link para descargarte la guía gratuita

La importancia de no sobrecargarse

 

Uno de los pilares fundamentales de mi Metodología de Productividad Personal con CAlma es el minimalismo, porque hacer menos (si es lo adecuado) muchas veces es hacer más. Para ello, la toma de conciencia, el autoconocimiento, para entender profundamente por qué pero sobre todo para qué hacemos lo que hacemos, es esencial. Tenemos tendencia a valorar si hacemos muchas cosas pero si estas no tienen un sentido, un para qué claro, debemos plantearnos entonces de qué sirven.

Es para mí un placer dar la bienvenida a este blog a  una experta en toma de conciencia y en técnicas de relajación, Luisa Vela, de Control del Estrés, que ha desarrollado un método propio de Autorelajación Consciente (ARC). Hoy nos invita a hacer una reflexión mediante esta una pequeña fábula para ilustrar la importancia de no sobrecargarse.

control del estrés

Al hilo de la gestión del tiempo y de las tareas, me viene a la memoria  un librito de cuentos de la tradición sufí, recopilados por Idries Shah, y en concreto el cuento “Camellos y hombres”.

En él, Nasrudín, el eterno protagonista de las enseñanzas sufíes nos pone de manifiesto con aplastante lógica ese rasgo de incongruencia humana del que nos sentimos a veces tan víctimas.

Camellos y hombres

Nasrudín –le preguntó el vecino- ¿Quién es más inteligente, el camello o el hombre?

El camello –contestó el mulá-, porque lleva cargas pesadas sin quejarse, pero nunca pide una carga adicional. El hombre, por el contrario, atestado de responsabilidades, siempre quiere aumentar sus cargas.

¿A alguien le suena esto de apuntarse a un bombardeo, exprimirse, descuidarse, cargar con más de lo que se puede, olvidarse de  reservar algo de tiempo para el descanso ?

¿Qué hay detrás de esta actitud? ¿Para qué nos sirve esto? Intuyo que para sentirnos más valiosas.


Parece evidente que si nos valoramos por lo que hacemos y no tanto por lo que somos, buscaremos hacer y hacer sin parar con el fin de conseguir la aprobación de los demás. De esto y otros muchos aspectos que nos llevan a diariamente a sufrir estrés hablaremos en el Taller de Gestión del Tiempo y del Estrés, con Luisa Vela, el próximo 8 de junio. Tienes toda la información aquí.

Si no puedes asistir al taller, nos encantará leer tu opinión en comentarios ¿Qué opinas? ¿Lo hacemos solo para eso o hay otro fin?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *